Inicio   Cursos   Programación   Evaluación   Pendientes   Olimpiadas   Actividades 

 

OLIMPIADAS

 

 Olimpiadas clásicas

 

 

  Participantes    Competiciones    Clasificación  

 

Competición

Este curso 2017-2018 las olimpiadas de nuestro centro, estarán dedicadas a los Juegos Olímpicos de la antigua Grecia. Cada curso representará a una polis o ciudad estado de la Grecia clásica y participará en todas las competiciones que se disputen con ese nombre.

Las competciones deportivas de este año serán:

  • Atletismo
  • Balón prisionero
  • Baloncesto
  • Juegos populares
  • Tenis de mesa
  • Voleibol

En cada actividad deportiva, el curso ganador recibirá 12 puntos, 10 el segundo, 9 el tercero, 8 el cuarto, 7 el quinto, 6 el sexto, 5 el séptimo, 4 el octavo, 3 el noveno, 2 el décimo y 1 el undécimo

Los cursos competirán por ciclos, habiendo un ganador de primer ciclo y otro de segundo. Estos cursos recibirán como premio una excursión a la playa gratis, para todos los alumnos de esa clase que hayan participado en las actividades.

Este curso también puntuarán en las olimpiadas, actividades que organicen otros departamentos.

 

Breve historia de los Juegos Olímpicos

Juegos olímpicos antiguos

Los Juegos Olímpicos antiguos —llamados así por celebrarse en la ciudad de Olimpia— fueron fiestas atléticas celebradas cada cuatro años en el santuario de Zeus en Olimpia, Grecia. En la competencia acudían participantes de varias ciudades-estado y reinos de la antigua Grecia. En estos juegos se realizaban diversos eventos deportivos, combates y carreras de cuádrigas. Durante los juegos, los conflictos entre las ciudades-estado participantes se posponían hasta la finalización de las competiciones deportivas. Este cese de las hostilidades fue conocido como paz o tregua olímpica. El origen de los Juegos Olímpicos está rodeada de misterio y leyenda. Según el relato del historiador griego Pausania, el Dáctilo Heracles Ideo (no confundir con Heracles el hijo de Zeus) y cuatro de sus hermanos corrieron a Olimpia para entretener al recién nacido Zeus. Al ganar, Heracles se coronó con una corona de olivo y estableció la costumbre de celebrar la serie de eventos deportivos en honor a Zeus, cada cuatro años.

Píndaro, en otro relato, atribuye los Juegos Olímpicos a Heracles, el hijo de Zeus, además que persiste la idea de que después de completar sus doce trabajos, construyó el estadio olímpico en honor a Zeus. Tras su finalización, se dirigió en línea recta doscientos pasos, y llamó a esto "distancia estadio", que más tarde se convirtió en una unidad de distancia. Otro mito asocia a los primeros Juegos con el antiguo concepto griego de la tregua olímpica (ἐκεχειρία). La fecha de inicio más aceptada para los Juegos Olímpicos de la Antigüedad es 776 a. C. Esto se basa en inscripciones ubicadas en Olimpia, una lista de ganadores de una carrera pedestre celebrada cada cuatro años a partir del año antes mencionado. En la antigüedad se celebraron eventos de carreras, un pentatlón —consistente en eventos de salto, lanzamiento de disco y jabalina, una carrera pedestre y lucha—, boxeo, lucha libre, pancracio y eventos ecuestres. La tradición dice que Corebo, un cocinero de la ciudad de Elis, fue el primer campeón olímpico.

Los Juegos Olímpicos tenían una importancia religiosa fundamental, que presentó eventos deportivos, junto con sacrificios rituales en honor a Zeus (cuya estatua, realizada por Fidias, fue colocada en el templo de Olimpia) y a Pélope, héroe divino y rey mítico de Olimpia. Pélope fue famoso por su carrera de carros con el rey Enómao de Pisa. Los ganadores de los eventos fueron admirados e inmortalizados en poemas y estatuas. Se celebraron cada cuatro años, y este período, conocido como Olimpiada, fue utilizado por los griegos como una de sus unidades de medida del tiempo. Los juegos fueron parte de un ciclo conocido como los Juegos Panhelénicos, que incluía a los Juegos Píticos, los Juegos Nemeos y los Juegos Ístmicos.

Los Juegos Olímpicos llegaron a su cénit en los siglos V y VI a. C., sin embargo su poder disminuyó gradualmente tras el aumento de poder de los romanos en Grecia. Si bien no hay consenso entre los expertos en cuanto a cuando finalizaron oficialmente, la fecha más aceptada es el 393 d. C., cuando el emperador Teodosio I decretó que todos los cultos y prácticas paganas serían eliminadas. Otra fecha comúnmente citada es el 426 d. C., cuando su sucesor, Teodosio II ordenó la destrucción de todos los templos griegos.